el sueño o la cama (Frida Kahlo, 1948)

10 Mai 2022

Frida Kahlo (1907-1954) sufrió poliomelitis de pequeña, y a los dieciocho años sobrevivió a un accidente de autobús que la dejó con múltiples lesiones. Soportó más de treinta operaciones, varios abortos y dolor crónico.

La pintura “El sueño”, a veces también llamado “La cama”, fue pintado por Frida Kahlo en 1940 y representa la relación del pintor con la muerte

En este autorretrato Kahlo duerme en una vieja cama con dosel que flota en las nubes. El esqueleto que yace sobre ella era una copia de un esqueleto de cartón piedra que había hecho para las celebraciones mexicanas previas a la Pascua.

Esta figura de la muerte que sostiene un ramo de flores marchitas podría referirse a su propio fallecimiento, o al de Leon Trosky, uno de sus amantes, asesinado en 1940. La falda de uno de sus trajes mexicanos más elaborados tenía un dibujo de enredaderas. Aquí, las enredaderas trepan sobre la sábana amarilla chillón y rodean su cabeza, como contrapunto vivo a los cables conectados con los explosivos, que “crecen sobre el esqueleto”.

Frida tenía una cama en su habitación como el representado en la pintura, por encima del cual había puesto un esqueleto lo mismo que la imagen de papel. Hay una foto hecha por Bernard Silberstein que incorpora la cama con dosel sobre el esqueleto.

La mesa herida (1940) es un óleo de la artista Frida Kahlo . Aunque se perdió en 1955, se tomaron tres fotos de esta pintura entre 1940 y 1944. La pintura se exhibió por primera vez en enero de 1940 en la Exposición Internacional de Surrealismo en la Galería de Arte Mexicano de Inés Amor en la Ciudad de México, y una réplica se exhibe actualmente en el Kunstmuseum Gehrke-Remund, Baden-Baden, Alemania. La pintura se exhibió por última vez en Varsovia en 1955, después de lo cual desapareció, y es objeto de una búsqueda internacional en curso.

El autorretrato, que fue pintado durante una de sus separaciones de Diego Rivera, la muestra en el centro de una mesa ensangrentada, escoltada por un esqueleto, un personaje precolombino y Judas. Se suman dos niños en el margen izquierdo, que representan a sus sobrinos –Isolda y Antonio- y un ciervo en la cabecera de la mesa.

El Judas, en efecto, representa a Rivera. Así lo retrató Frida luego de enterarse de la única infidelidad que jamás le pudo perdonar: el affaire que mantuvo con su hermana, Cristina.


A %d bloguers els agrada això: