claroscuro

Toda aquella felicidad
que a los veinte días se esfumó
regresa por el quicio
de puertas y ventanas.
Romanza de voces que no se olvidaron
en esta casa abandonada.
Y el candil de los recuerdos
es prisión y paraíso.

Eterna morada del prófugo.
Letanía del mirlo blanco.

Autor: Javier Solé

Els comentaris estan tancats.

%d bloggers like this: