el escolar dormido (Jean-Baptiste Greuze, 1757)

19 Juny 2022


A partir de Rousseau, los niños fueron contemplados como más puros, próximos a la naturaleza.

“El escolar dormido” (1757) es un buen ejemplo de esta nueva mirada sobre la infancia. Se trata de una escena de género, naturalista donde se reproduce una escena de un niño que duerme ante un libro de texto, sobre una mesa de madera.

Esta obra produce una emoción muy contemporánea: subraya la ternura infantil, su naturalidad y encanto. Greuze fue uno de los primeros pintores en captar este tipo de escenas. En ellas no es infrecuente superar las limitaciones del costumbrismo y ofrecer obras pictóricas que rebosan emoción.


A %d bloguers els agrada això: