autorretrato con la Muerte tocando el violín (Arnold Bocklin, 1872)

25 Juliol 2022

La obra tiene su origen en un tema iconográfico surgido en la Edad Media: la danza de la muerte.

El autorretrato con la Muerte tocando el violín, como gran parte de la obra de Böcklin, tiene fuertes raíces en la tradición romántica. La escena mórbida está pintada con un potente claroscuro.

La pose del artista es intrigante. Vestido elegantemente, con un abrigo negro de cuello raso y una camisa blanca debajo, mira al espectador altivo, como un individuo heroico. Mientras el artista está pintando un cuadro, le ha parecido escuchar algo y se queda inmóvil, con el pincel en el aire, la mirada perdida y la boca entreabierta. La muerte, invisible, le susurra algo al oído. Con una sonrisa diabólica, inclina la cabeza hacia él, tocando un violín al que ya solo le queda una cuerda, como si Böcklin hubiese gastado tres cuartas partes de su vida. Cabe preguntarse si su actitud reconoce la fugacidad de la vida, como una especie de memento mori, o si simplemente está desafiando a la muerte con una declaración que inmortaliza el arte.


A %d bloguers els agrada això: