una noche de verano (Harold Harvey, 1941)

Harvey en Una noche de verano se siente atraído por el efecto del sol poniente filtrado a través del denso follaje y la interacción de las hojas translúcidas, que se destacan contra el cielo pálido y los setos oscuros. Sobre este paisaje, el sol cuelga detrás de dos árboles que se recortan contra el cielo. Los árboles individuales a menudo se destacan de esta manera en el trabajo de Clausen, pero donde el artista mayor incluiría un labrador o un trabajador de campo para agregar escala e interés humano, Harvey agrega una pareja joven.

Aunque sus primeras obras fueron escenas de la vida de la comunidad pesquera, en las que reflejó el realismo social de la Escuela Newlyn tras los temas más duros, dio pasó a otros más amables y suaves; niños construyendo castillos de arena, volando cometas, jugando bajo el sol, pintados con una paleta de colores más brillante, influenciado por las de Laura y Harold Knight y Alfred J. Munnings. En los años de posguerra su paleta se volvió aún más brillante y fuerte y su obra cada vez perdió más intensidad en dimensión social.

Clara (1922) es un retrato de cuerpo entero de una niña de pie junto a una pared en un paisaje ondulado. Se la ve sosteniendo una rosa y en varios de los retratos de Harvey, sus modelos femeninas sostienen una sola flor. La obra se compone principalmente de tonos grises y marrones, pero es el rojo del capullo de rosa el que crea el punto focal de la obra.

Els comentaris estan tancats.

A %d bloguers els agrada això: