el buen patrón (Fernando León de Aranoa, 2021)

1 Agost 2022

Sinopsis: Julio Blanco, el carismático propietario de una empresa que fabrica balanzas industriales en una ciudad española de provincias, espera la inminente visita de una comisión que decidirá la obtención de un premio local a la excelencia empresarial. Todo tiene que estar perfecto para la visita. Sin embargo, todo parece conspirar contra él. Trabajando a contrarreloj, Blanco intenta resolver los problemas de sus empleados, cruzando para ello todas las líneas imaginables, y dando lugar a una inesperada y explosiva sucesión de acontecimientos de imprevisibles consecuencias.

El Buen Patrón supone casi un reverso cómico (no por ello menos tenebroso; quizás, incluso más) de ‘Los lunes al sol’ (también del tándem Fernando León de Aranoa + Javier Bardem), y el guión pone toda su artillería al servicio del humor, de la ácida crítica social y, como decimos, de un Bardem que de nuevo demuestra por qué, a estas alturas, podemos ya considerarle como uno de los mejores actores de la historia de nuestro cine.

Estamos ante una inteligente comedia negra en la que el director entremezcla magistralmente varias historias que giran alrededor del patrón de la empresa – interpretado de manera soberbia por un Bardem excelso– y en las que tiene cabida la precariedad laboral, el poder, la ambición, la falta de escrúpulos, las falsas apariencias y, sobre todo, la manipulación.

“El buen patrón sigue durante una semana a Blanco, empresario en el sector de las balanzas industriales que quiere preparar su fábrica para una inspección en la que se juega un premio a la excelencia empresarial. Los problemas se le acumulan precisamente en los días en que todo debe estar perfecto, por lo que echa mano de contactos, malas prácticas y triquiñuelas varias para intentar tapar cualquier mancha sobre lo que él considera una gestión impecable.

(…)

Es, por supuesto, una comedia panfletaria, pero desde una amargura y una maldad que hacen que no se atraganten los momentos más sindicalistas. De hecho, el guión es de manual, perfectamente equilibrado y simétrico, como le habría gustado a su protagonista, y con una retranca que no se abandona en ningún momento. Como retrato de los vicios del empresariado de provincias y de cierta corrupción de baja intensidad que sigue vigente, funciona a la perfección.

Los tejemanejes de Blanco van desde el paternalismo irritante e hipócrita en el día a día hasta la corrupción o el soborno más o menos directos. Con el personaje de Javier Bardem como guía se acaba llevando palos todo el mundo: los medios de comunicación -y encima la aceptación de la corruptela ni se muestra, se da por supuesta-, el poder político, la inspección de trabajo, los jefes intermedios y hasta los sindicatos por omisión. Más que pesimismo antropológico, es una especie de resignación disfrutona” (José A. Cano)

Más información en:

https://www.micropsiacine.com/2022/04/estrenos-critica-de-el-buen-patron-de-fernando-leon-de-aranoa/

https://cineconn.es/critica-de-el-buen-patron-fernando-leon-de-aranoa/

https://www.elespanol.com/opinion/tribunas/20220213/deconstruyendo-buen-patron-cliches-antiliberales-gran-pelicula/649805018_12.html


A %d bloguers els agrada això: