bañista (Joan Miro, 1925)

3 Agost 2022

La figura de la bañista, en el centro de la composición, es armónica y elegante, a pesar de que consiste en unas pocas líneas onduladas que trazan su cuerpo, sintetizado gráficamente y con la connotación del sexo femenino. Dos trazos en forma de media luna hacen pensar en algún velo que cubre tímidamente la desnudez de la figura y otros perfilan una cabellera formada por unos cuantos hilos de oro.

El agua adquiere una especie de movimiento en el ligero fluir de líneas claras, finísimas, hechas con un blanco más o menos intenso que acentúa su percepción, en un crescendo que parte de la izquierda y va hacia la derecha. La presencia de la luna refuerza el tema de la feminidad de la que siempre es símbolo. Unos puntitos arriba a la derecha incrementan, con su contraste cromático, la percepción de profundidad, y el cuadro nos “transporta” a un azul que abre la bidimensionalidad del lienzo.


A %d bloguers els agrada això: