el lejano oeste

Como un buscador de oro
cribo lentamente los días
y sólo de vez en cuando
encuentro el metal precioso.

Un mínimo brillo en la arena
que me reconcilia con el río
y, sin otorgarme riquezas
ni librarme de la corriente,
honra mis pies en el agua
y tanta tierra removida.

Autor: Rafael Camarasa

Els comentaris estan tancats.

A %d bloguers els agrada això: