mañana

Cuando yo muera, amado mío,
no cantes para mí canciones tristes,
olvida falsedades del pasado,
recuerda que fueron sólo sueños que tuviste.

Qué falsa invulnerabilidad la felicidad.

¿Dónde estará ahora?
¿Dónde estaré mañana?

Cuando yo muera, amado mío,
no me mandes flores a casa.
No pongas rosas sobre el mármol de mi fosa.
No escribas cartas sentimentales
que sólo serían para ti.

Cuando yo muera, mañana,
habrá cesado el miedo de pensar
que ya siempre estaré sola.

Autor: Ana María Moix

Ilustración: Lucie Geffré, “L’heure muette” (2019)

“Cuando yo muera amado mío no cantes para mí canciones tristes, olvida falsedades del pasado, recuerda que fueran solo sueños que tuviste. Hubo un palacio de quimeras en mi rostro. Eso fui Mi epitafio preferido sería que mañana, cuando la tierra cubra ese cuerpo dolorido que es el mío, tú anduvieras desangrándote por calles y plazuelas, diciendo mi nombre, no en voz baja, que se apaga tan sólo con el ruido de los pasos, no con palabras encendidas, ya dijimos que se venden, no con ojos enrojecidos por las lágrimas, que quizá no serían para mí.”

Silvia Cruz:

Els comentaris estan tancats.

A %d bloguers els agrada això: