alguien parte al exilio

9 Octubre 2017


Alguien parte al exilio.

Y no sé si soy yo
el hombre que se va
o el país que se queda.

Autor: Federico Gallego Ripoll

Ilustración de Kiyo Murakami


el tío Simón (Ángeles Santos, 1928)

7 Octubre 2017

angeles-santos-el-tio-simon-1928
Es el retrato de un anciano que aparece de pie y frontalmente junto a un asno, delante de la puerta de una casa. El hombre, de pelo escaso y barba cana, mira fijamente al espectador, con el ceño algo fruncido, sosteniendo en la comisura de sus labios el resto de un cigarrillo. Viste ropas humildes, desgastadas por el uso, que le dan aspecto de trabajador del campo. El suéter que lleva por encima de la camisa blanca, abotonada hasta el cuello, es de lana gruesa. Sobre éste, un chaleco de escote cuadrado que parece de felpa de terciopelo, de color azul oscuro. Junto al hombre, el burro. Se puede afirmar por su indumentaria que el hombre viste el traje charro típico de la provincia de Salamanca.

Sobre el empedrado que constituye el suelo, se proyecta la sombra de ambas figuras.

Según declaraciones de la pintora “El tío Simón”, era un campesino muy humilde de quién se decía que solía robar gallinas para alimentarse. Un día, al ser sorprendido sustrayendo gallinas en la finca del abuelo de Angelita le fue perdonado el delito a cambio de dejarse retratar por la pintora.

En “La tía Marieta haciendo calceta” retrata a María Torroella Cardoner que era la hermana de Don Rafael, el abuelo materno de Ángeles Santos en casa de sus abuelos en Portbou, en el verano de 1928.

angeles-santos-la-tia-marieta-haciendo-calceta-1928En su centro, una mujer haciendo media aparece frontalmente sentada en una silla. Lleva un vestido largo y negro con un pañuelo del mismo color en la cabeza, por donde le asoman las ondas del cabello. Sostiene entre sus manos delgadas una labor. Al lado izquierdo del lienzo, hay una mesa con tapete rosado, encima el ovillo. A la derecha, un cesto de mimbre contiene ropa blanca en su interior.

La luz entra lateralmente por la derecha a través de una ventana abierta; debe de ser verano.

Todo el cuadro rebosa una sosegada ternura.


se oyen los pájaros

6 Octubre 2017


El alba. Se oyen los pájaros
como perdidos en la niebla;
el silencio sube sus cantos
a la penumbra de la estancia.
El percibe un temblor muy tenue
que estremece la piel que ama
dulce en su ensueño. Muy despacio
la va cubriendo con la sábana
por evitar que se desvele.
Pero unos brazos le envolvían
y se ciñeron a su cuerpo:
eternidad fue aquí lisura
miel y jazmín. Mucho más tarde
aún se oía el cantar los pájaros.

Autor: José Agustín Goytisolo


el misterio de la vida

5 Octubre 2017


“¿Qué es la vida?
Es el brillo de una luciérnaga en la noche. Es el hálito de un búfalo en invierno. Es la breve sombra que atraviesa la hierba y se pierde en el ocaso”

(Truman Capote)

La vida nunca es como la esperas.

Abandonas los sueños.
Pierdes a las personas.
Te doblegas ante los poderosos muchas más veces de las que quisieras.
Las victorias son pequeñas y duran poco.
Las alegrías entregadas con cartilla de racionamiento.

Pero,
nunca nada es en vano.

Autor: Javier Solé

Del libro de poemas “Las hilanderas” (ISBN 978-84-9160-877-6)


vida

4 Octubre 2017


Después de todo, todo ha sido nada,
a pesar de que un día lo fue todo.
Después de nada, o después de todo,
supe que todo no era más que nada.

Grito: ‘¡todo!’, y el eco dice ‘¡nada!’.
Grito’: ¡nada’!, y el eco dice ‘¡todo!’.
Ahora sé que la nada lo era todo,
y todo era ceniza de la nada.

No queda nada de lo que fue nada.
(Era ilusión lo que creía todo
y que, en definitiva, era la nada).

Qué más da que la nada fuera nada
si más nada será, después de todo,
después de tanto todo para nada.

Autor: José Hierro

Ilustración: Laurits Andersen Ring, “Banevogteren” (1884)


el hombre de la tos

3 Octubre 2017


La tos camina por el rostro cetrino
y cada movimiento cobra su peaje
con el azul del ahogo.
En el gesto hay una súplica
a punto de abrazar el final.
La mano adormece su temblor en una lupa
y el libro de letra pequeña
lo lleva al hábito
que ilumina su cara.

Autor: Gabriel A. Jacovkis

Fuente original:

https://paramiuncortado.wordpress.com/2017/05/15/el-hombre-de-la-tos/

Ilustración: David Hockney, “Self Portrait” (2012)


una linea

2 Octubre 2017


Esto es una línea.
La oscuridad crece dentro.
Todavía no la notas.
Empezó antes de ti,
antes de mí.
Antes de que naciera
esta insensata forma de belleza.
El prodigio constante
de dos cuerpos que se abrazan.
Y nos ahoga,
ya no hay nada entre las manos.
Solo nos recuerda el aire
y nos acerca.
No conozco más verdad
que la muerte
ni más certeza que la tierra.

Autor: Tulia Guisado

Fotografía de Rui Palha


%d bloggers like this: