el tiempo perforado (Rene Magritte, 1938)


“Mis cuadros son una manifestación visual de la poesía”

En “El tiempo perforado” se representa el concepto del tiempo mediante un reloj que lo mide y un tren que indica su inevitable avance.

La pintura representa una locomotora que sobresale de una chimenea, a todo vapor, en una habitación vacía. Sobre la repisa de la chimenea hay un espejo alto. Solo el reloj y un candelabro de pie sobre la repisa de la chimenea se reflejan en el espejo.

Todo está congelado en un instante, como indica el tren firmemente anclado en la pared. La chimenea representa un túnel de dirección única y el espejo, que mira hacia atrás, el pasado.

René Magritte (1898-1967), uno de los mayores representantes del surrealismo, ejerció siempre un control absoluto sobre todo lo relacionado con su obra.

Las imágenes de Magritte, siempre ingeniosas y provocadoras, no fueron nunca concebidas para una contemplación apacible. Su objetivo era sorprender y desafiar esa idea preconcebida de la realidad que tiene el observador, forzándole a cuestionarse el entorno que lo rodea. Un misterio hecho “para ser confrontado, no analizado”.

La obra de Magritte Las Maravillas de la Naturaleza (también llamada Canción de Amor), ilustra plenamente la sensibilidad poética del pintor belga. En ella representa dos amantes con cabeza de pescado, aparentemente unidos por el canto.

Els comentaris estan tancats.

%d bloggers like this: