el imperio de las luces (Rene Magritte, 1954)

30 Setembre 2021


“Dejar luces encendidas en la estancia donde no queda nadie es un signo de religiosidad pagana”

(José Ángel Cilleruelo)

“La nada es la única gran maravilla del mundo”

(René Magritte)

El Imperio de las Luces (en francés: L’Empire des lumières) es el título de una sucesión de pinturas de René Magritte.

Cuando ves el cuadro por primera vez te inquieta y no sabes por qué. En una calle hay una casa con un farol encendido delante de ella y en un primer plano un árbol. Todo está silencioso y solitario, tan solo en las dos ventanas del piso superior hay luz. De él Magritte hizo varias versiones en los años 50.

El imperio de las luces presenta un escenario tranquilo: En una plaza silenciosa se alza una casa con un farol encendido delante de ella, en primer plano hay un árbol.

Las contraventanas de la casa están cerradas, excepto las de las dos ventanas del piso superior, en las que se ve luz. Todo es silencio. Los oscuros árboles que rodean la casa parecen velar la paz de la noche.

Pero poco a poco se advierte que una grieta atraviesa la representación; sobre el edificio y por encima de los árboles se divisa un cielo diurno despejado y lleno de corderos. Es parte del cuadro y, sin embargo, actúa como un cuerpo extraño, como un mundo contrapuesto, pues la luz que irradia no llega a la escena del primer plano. El día y la noche se entrechocan sin llegar a unirse. Forman parte de un mismo universo y, no obstante, son extraños entre sí, del mismo modo que los estados de vigilia y de sueño aparentemente nada tienen en común.


a tu hora

29 Setembre 2021

Dice el psicoanalista que el salto hacia el vacío
es, en forma simbólica,
un regresar al vientre de la madre.

¡De otro modo
me hubieras tú buscado!

De otro modo
habría yo querido recibirte:

en la curva más dulce de mi adentro,
en un cobijo de azules membranas,
en un mar de benigna oscuridad
que librara tus ojos
de la herida del sol de cada día.

Mas a tu hora sólo fui intemperie,
un agujero
en la red que tejí con torpes hilos,
por donde regresaste hacia esa nada
de donde alguna vez
viniste a darme luz, temblor, sentido.

Autor: Piedad Bonnett

Ilustración: Leandro Boi, “sunrise in new york”


infinito

28 Setembre 2021

“No soy un hombre, ni un poeta, ni una hoja, sino un pulso
herido que presiente el más allá”

(Federico García Lorca)

Nado en la piscina.
Y el universo
vuelve a ser
una placenta.

Pienso en el final.

No ordeno los papeles
ni dicto al notario
el testamento.

Tan solo
me obsesionan los afectos.

Autor: Javier Solé

Ilustración de Eriz Zener

Del libro de poemas “En el umbral del eclipse” (ISBN 978-84-1398-333-2)


mi formación

27 Setembre 2021

He leído a León Tartipekti,
a Simpret, a Solden,
a Cridondo Ruiz,
también a los dumotistas,
a los intelesios y a los que participaron
de aquella experiencia magistral
que fue la Tertulia del Maipochez,
el mugriento bar
de Santín y Lapreda
en el que a desgano se reunían
algunos de los eximios embajadores
de la generación del 3.
Ahora, después de tantos años
me toca dilucidar
cómo pude hacer
este acopio de lecturas
si ninguno de ellos escribió nada
y tampoco tuvo la suerte de existir.
Será porque de algo se alimenta
un intelectual que se precie.

Autor: Gabriel A. Jacovkis

Fuente original: https://paramiuncortado.wordpress.com/2020/07/07/mi-formacion/

Ilustración: Joan Brull Vinyoles, “Vell amb les seves glòries” (1887)


los abuelos (Fernando Álvarez de Sotomayor, 1905)

26 Setembre 2021


Se representa, en tres cuartos, a un matrimonio de ancianos; él preparado con el sombrero y la capa tradicional para salir a la calle, ella sentada junto a la puerta haciendo ganchillo. De la encalada pared cuelga un sencillo crucifijo mientras en la atmosfera reina un profundo silencio.

Los pintores encuentran en Segovia inspiración: el carácter castellano, las raíces de la españolidad, la esencia de lo castizo. Esos segovianos viejos, de rostro arado como su tierra. Esa Castilla del pasado.


En “Los señores de Saridakis en su automóvil” (1908) el retrato da protagonismo a la modernidad del automóvil; es una pareja madura que de manera sutilmente ostentosa nos muestra su apertura a los nuevos tiempos y exhibe el esplendor del nuevo siglo y la incipiente industrialización del país.


En “Salida de misa en Jornes” (1932) la pareja joven a la salida de la iglesia en la aldea gallega representa las escenas populares rurales que son los mejores retratos de Sotomayor.


Pancorbo, el tren que pasa (Darío de Regoyos, 1901)

25 Setembre 2021

Como viajero incansable que recorrió la geografía española en busca de instantáneas, el ferrocarril ejerció una gran atracción para una mentalidad abierta y nómada como la Darío de Regoyos.

En los dos primeros años del siglo XX pinta dos obras con motivos ferroviarios que ubica en Castilla y León, en Pancorbo, localidad burgalesa situada en los Montes Obarenes, de gran belleza natural gracias al conjunto que forman su desfiladero, casas de piedra y el río Oroncillo. En el primero de los cuadros, “Pancorbo, el tren que pasa”, unos niños reciben alborozados al futuro, representado por un tren de vapor que cruza con toda majestuosidad el idílico paisaje, el cual vemos tamizado por una bella luz matinal.

El segundo es “El túnel de Pancorbo”, donde observamos la parte trasera de un tren de mercancías que, tras salir de un túnel, cruza el viaducto que salva el enorme desnivel entre la vía férrea y la base del desfiladero. Un cuadro en el que se aprecian una serie de elementos que se repiten en su obra, como son el puente o el viaducto, según el caso; la superposición de infraestructuras, con la vía férrea y el tren arriba, encarnación del futuro, y la carretera y la tartana abajo, representación del pasado; o el dinamismo del tren frente a la quietud de las construcciones.


el somiatruites i el dol de la lluna plena

24 Setembre 2021

Dins la cova el pardal perdut
escolta una rondalla de l’àvia.

Un traginer dormit sota el pont,
la dona enfront de l’horitzó,
amb el mussol parla l’avi al bosc.
Els ulls de la filla el llindar travessen.
El corb i el barret de la nina,
un home gran pentina les cendres.
La boira és un petit país.

Més enllà?
La neu que cau en el pou.
I després?
L’ombra despullada enmig de la llum.

¿I després del després?

Tot i Res.

Autor: Javier Solé

De la Antología “El paraigua de Joan Brossa” (Papers de Versàlia, 2020)

EL SOÑADOR Y EL DUELO DE LA LUNA LLENA

Dentro de la cueva el gorrión perdido
escucha un cuento de la abuela.

Un arriero dormido bajo el puente,
la mujer frente al horizonte.
Habla con un búho en el bosque el abuelo.
Los ojos de la hija el umbral atraviesan,
el cuervo y el sombrero de la muñeca,
las cenizas peina un hombre viejo.
La niebla es un país pequeño.

¿Y después?
La nieve que cae en el pozo.
¿Y después?
La sombra desvestida en medio de la luz.

¿Y después del después?

Todo y Nada.

Autor: Javier Solé


la boca del león

23 Setembre 2021

¿Os acordáis de niños, en el circo?
El domador metía de pronto la cabeza
en la boca del león, y todos tras un ohhh
de espanto, apretando los puños,
conteníamos un siglo la respiración.
Se detenía el mundo.
Era sólo un segundo, pero duraba un miedo
que aún me despierta a veces en mitad
de la herida,
ahora mismo otra vez, y es la peor
cuando veo y recuerdo mi cabeza al fondo
de un pasillo muy largo, quieta, rota, dolida,
aterrada también,
suspendida en las fauces
siempre abiertas
de la vida o la muerte.
Un momento crucial.
Los niños, pulmones del mundo,
conteníamos la respiración.
Doblaba el domador un poco sus rodillas
inclinándose atrás, dejaba caer el látigo
como si fuera necesario
añadirle a la escena
todavía más riesgo,
quizás mi rendición,
y entraba con mi cabeza a solas,
selva, pánico, hijas, mi cuerpo por delante,
apretando los dientes, en aquella
boca oscura de un túnel
donde me juego todo 

Autor: Fernando Beltrán

Ilustración de Botero


inacción

22 Setembre 2021

«Pero todo es un páramo
de cabras muertas»

(Gabriel A. Jacovkis)


Aprendo a mirar inmóvil
el suicidio de la clepsidra.

Mañana el tiempo será
arena en el desierto.

Autor: Javier Solé

Fotografía de Jean Paul Bourdier

Del libro de poemas “En el umbral del eclipse” (ISBN 978-84-1398-333-2)


Parca-Aldea

21 Setembre 2021

Junto al fuego se habló mucho de ti
tras atender los rezos vespertinos
en estas casas grises donde, frío,
el tiempo trae y se lleva rostros de hombres.

Fue a dar luego la charla en otros, sus riquezas,
y fueron bodas, muertes, nacimientos,
el triste rito de la vida.
Alguno, forastero, llegó hasta aquí y se fue.

Y yo, vieja mujer en esta vieja casa,
voy cosiendo el pasado con el presente, y tejo
tu infancia con la infancia de tu hijo
que atraviesa la plaza junto a las golondrinas.

Autor: Mario Luzi

Ilustración: Javier Ciga, “la calceta” (1910)


%d bloggers like this: