las dos hermanas (Picasso, 1902)

30 agost 2013

Picasso - las dos hermanas (1902) (01)

A finales de 1901 se impone en la obra de Picasso la monocromía azul. Es una fase independiente y estilísticamente homogénea a la que se da el nombre de Época Azul. Este color caracteriza su obra hasta 1904. Fue escogido por Picasso, no sólo por su fuerza expresiva sino también, sobre todo, por su valor psicológico, lo que le permitía ir más allá de la mera descripción naturalista. En los cuadros del ” período azul ” los personajes son mendigos, niños enfermos, madres desgraciadas y viejos decrépitos. Pintados en una gama azul oscura o de un frío tono azulado, todas las obras de este período están penetrados en una profunda comprensión por los desdichados.

Las dos hermanas, 1902. También “El encuentro” o “La entrevista”. Esta obra está inacabada y la interpretación del cuadro nada pacífica. Podría representar a dos hermanas, una de las cuales, enferma y con la cabeza inclinada, pide ayuda a la otra. También podría ser el encuentro entre una prostituta y una joven madre.

Se trata de dos mujeres, una de ellas con un bebé en brazos al que solo le podemos ver la mano y parte de la cabeza, cuyas figuras reflejan abatimiento y desesperación, pero que intentan darse consuelo la una a la otra. La primera, a la izquierda, lleva el pañuelo blanco que era obligatorio para las mujeres enfermas de sífilis que se recuperaban en el hospital de Saint-Lazare. La hipotética madre, a la derecha, tiene en sus brazos a su hijo y consuela, abrazándola, a la prostituta enferma.

La angustia sobrecogedora de esta imagen se complementa con sus vestiduras (túnicas o mantas para protegerse del frío, pies descalzos y cabeza cubierta por un pañuelo) y por el paisaje: una fría noche en lo que parece ser un patio de paredes desnudas. El desconsuelo que transmite es intenso y eterno.


amaneceres

29 agost 2013

Carmen Alberti - 01

“Sentiremos juntos el peso del oxígeno.
Enfermaremos de amor.
Yo tengo el antídoto
para salvarte de la muerte

(Leire Olkotz, fragmento del poema “Fidelidad”)

Justo ahora,
mientras duermes,
tan placenteramente
-imagino-;
un universo
germina
entre nuestros labios.
Justo ahora
que todavía existe
la posibilidad
de sernos
en la otra piel,
de dilatarnos
en los pulmones,
de los labios
de nuestras bocas.
Oxigenándonos
de poesía,
como cuando
todavía no sabíamos
de la existencia del otro.
Justo ahora
que he detenido el tiempo
-sin tu permiso-,
para eternizarnos
un instante.
He tatuado
nuestro amor
en la corteza
del viento.
Sólo unos pocos
saben quererse
así.
Tanto.
En tan poco.
Todo.
Ya

Autor: Leire Olkotz

Fuente original:

http://lokuradevida.blogspot.com.es/2013/04/amaneceres.html


naufragio

27 agost 2013

Chagall - El tiempo es un río sin orillas (1939)

Cuando me hundo en el mar de tus ojos
y te hundes en el mar de mis ojos

y las palabras son ya madera podrida
que se quiebra bajo nuestros pies

lo único que puede
salvarnos la vida es amarrarnos
fuerte el uno al otro

y que estalle
una tormenta

de besos.

Autor: Lidia Li

Ilustración: Marc Chagall, “El tiempo es un río sin orillas” (1939)


esta mañana

26 agost 2013

Nolde - Adan y Eva (el paraíso perdido) (1924)
nos hemos
cruzado
en el pasillo

y al mirarnos
a los ojos

hemos visto
la verdad:

no queda nada
que salvar

Autor: Karmelo C. Iribarren

Ilustración: Emil Nolde, “Adán y Eva, el paraíso perdido” (1924)


Canción de la prostituta

25 agost 2013

1
Señores míos, con diecisiete años
llegué al mercado del amor
y mucho he aprendido.
Malo hubo mucho,
pero ése era el juego.
Aunque hubo Cosas que sí me molestaron
(al fin y al cabo también yo soy persona).
Gracias a Dios todo pasa deprisa,
la pena incluso; también el amor.
¿Dónde están las lágrimas de anoche?
¿Dónde la nieve del año pasado?
2
Claro que con los años una va
más ligera al mercado del amor
y los abraza por rebaños.
Pero los sentimientos
se vuelven sorprendentemente fríos
si se escatiman tanto
(al fin y al cabo no hay provisión que no se acabe).
Gracias a Dios todo pasa deprisa,
la pena incluso; también el amor.
¿Dónde están las lágrimas de anoche?
¿Dónde la nieve del año pasado?
3
Y aunque aprendas bien el trato
en la feria del amor,
transformar el placer en calderilla
nunca resulta fácil.
Pero, bien, se consigue.
Aunque también envejeces mientras tanto
(al fin y al cabo no siempre se tienen diecisiete.)
Gracias a Dios todo pasa deprisa,
la pena incluso; también el amor.
¿Dónde están las lágrimas de anoche?
¿Dónde la nieve del año pasado?

Autor: Bertolt Brecht

Ilustración de Bruno SCHMELTZ


separando las aguas

23 agost 2013

Jack Vettriano - blades

Te imagino ya en la calle,
entre la gente, te paras
en un semáforo, miras los autobuses
que llegan, los taxis que se van, cruzas,
sigues andando, ya estás en la cafetería,
ese aroma intenso del primer café, la fuerza
que te inocula, la sonrisa, al irte,
del camarero (los dos sabéis que es
imposible, pero os gusta jugar),
y, al salir, mira, un par de tipos
hablando con el kiosquero,
y hasta un coche, allí, de la municipal…
Y sonríes no sabes por qué, por nada,
por todo, porque sí, porque tienes
veinticuatro años, porque hace buen tiempo,
porque la vida te queda a medida,
porque te devoran los hombres al pasar…
Y te alejas, te pierdes en la distancia,
desnuda y pura entre la luz
de la mañana, como una pequeña diosa
entre las abominaciones, separando las aguas
del espeso mar gris mi melancolía…

Autor: Karmelo C. Iribarren

Ilustración: Jack Vettriano, “blades”


viejo camarero

21 agost 2013

mònica castanys - 04
Una chica dormita sobre un libro.
Bajo la blanca blusa
el jardín infinito de la carne.
Primavera perpetua,
joya lejana y líquida
que no arderá jamás en estas manos
que aguantan, temblorosas, la bandeja
cargada de cafés y decepciones.

Autor: Miguel Salas Díaz

Ilustración de Mònica Castanys


%d bloggers like this: