el cardenal (Zuloaga, 1912)

31 Agost 2017

zuloaga-el-cardenal-1912
El pintor vasco conoció la obra de El Greco en su juventud y quedó impresionado por sus formas alargadas poco convencionales y su gama cromática oscurecida.

En “El Cardenal”, pintura que data de 1912, podemos apreciar la influencia que sobre Zuloaga tuvo El Greco y sin renunciar al estilo propio tan peculiar que se caracteriza por su tenebrismo, con una paleta cromática más bien oscura, su herencia de la tradición pictórica española.

Y también destaca esa genuina manera de organizar la composición del cuadro con dos planos diferentes: unas figuras humanas en primer término a las que se opone un fondo paisajístico con gran carga simbólica. En esta ocasión, como en muchas otras, el fondo lo constituye una visión idealizada de la localidad de Sepúlveda, buscando esas raíces castellanas que tanto interesaban al pintor. La presencia del viejo eclesiástico -con una capa roja que domina cromáticamente el lienzo- viene acompañada de un joven ayudante en un segundo plano, de pie y con la sotana de riguroso negro.


ella tiene miedo

30 Agost 2017

james-bullough-colide
Al lado de la mujer
está acostado su hombre.
La mujer tiene miedo
de que él vuelva a matarla.
¿No vas a volver a matarme?
pregunta la mujer.
No te voy a matar, dice el hombre.
Pero ella tiene miedo
de que él vuelva a matarla.
Entonces corre a la ventana y salta al pavimento.
Y ya está a salvo
de bruces sobre el pavimento.
Él ya no volverá a matarla.

Autor: Anna Świrszczyńska

Ilustración: James Bullough, “Colideo”


vacaciones out

29 Agost 2017

eric-fischl-scenes-from-late-paradise-the-welcome-2007
Al regresar
quitaron el tapón del mar
desinflaron las montañas
volvieron a tapar los caminos
enrollaron las carreteras
metieron en botellas a los barcos
volvió el tiempo a mi muñeca
cayeron los párpados de los árboles
bajaron los precios de los bañadores
el sol dejó su látigo
cesó el aliento del aire acondicionado
se despertó la siesta sin calor
volvieron las hormigas a sus ciudades
las mariposas a su alfiler
los perros a sus collares
la canción del verano a su recopilatorio
la maleta a su nicho de armario
los libros viajeros a medio leer
algo de arena entre los dedos
todo el amor que nos llevamos.

Autor: Juan Leyva

Ilustración: Eric Fischl, “Scenes from Late Paradise – the welcome” (2007)


autopsia

28 Agost 2017


Alguien le abrió los ojos,
y en su interior había:
luces de amanecer, lentos trenes del alba,
un árbol con su sombra,
la hojarasca de otoño,
un rostro ante el espejo,
la escarcha en los cristales,
unos labios abriéndose,
otros ojos mirando…

Autor: Francisco Álvarez Velasco

Fotografía de Laura Makabresku


primera noción de Europa

27 Agost 2017


Un día vi pasar a través de la ventana golondrinas
pero nunca vi lentas posarse las gaviotas
en las arenas contaminadas de una playa
mediterránea.

Autor: Cristina Peri Rossi

Ilustración: Gerard Dillon, “Girl on beach”


pájaro muerto

24 Agost 2017


Velado por la muerte,
tu pequeño ojo oscuro me mira todavía,
con algo que no sé si es pregunta o respuesta
o está ya más allá de todo eso.
Has sido entre nosotros
un fugaz visitante:
tan leve que no hacías temblar una rama ligera,
tan leve que es difícil decir, una vez muerto, si has llegado a vivir.
Pero también tus ojos recogieron, no obstante, toda la luz del cielo;
también tu cuerpo breve se estremeció al placer, luchó con el dolor;
en tu pequeña mente floreció, océano de hondura ilimitada,
la gloria incomparable de estar vivo.
Y ahora ya no eres nada:
una pequeña flor de podredumbre,
una idea olvidada en la mente del mundo,
un mínimo despojo que pronto tirarán.
Dime, ¿qué puedo hacer para que no te mueras?
¿Imaginar que guardo cada pequeño rasgo de tu forma graciosa?
¿Suponerte dormido en las manos de un dios que velará tu sueño?
¿Pensar que mi emoción de ahora te rescata?
Una ligera brisa, pasando entre tus plumas, te acaricia en silencio:
no tendrás otro réquiem, pobre pájaro.
La vida ya no tiene nada más para darte: sólo sueño y olvido.
Duerme, tú que no sabes; tú, que ya no preguntas.

Autor: José Cereijo

Ilustración de Laura Makabresku


cuerpo dormido

22 Agost 2017


A veces recuerdo la tibieza de aquellos días,
la gracia de aquel cuerpo dormido,
la blancura del lecho en un rincón del cuarto,
el libro abandonado, entreabierto,
la lámpara sumisa, la ventana,
el sonido lejano de la lluvia,
los lentos rumores de la noche.

Y pienso entonces que fue hermosa la vida,
y acaricio en mi pecho las heridas del tiempo.

Autor: Eloy Sánchez Rosillo

Ilustración de Anselm Kiefer


%d bloggers like this: