las edades y la muerte (Hans Baldung, 1541)

31 gener 2018

hans-baldung-las-edades-y-la-muerte-1541
Hans Baldung, apodado Grien (1485-1545) fue un pintor alemán renacentista discípulo de Durero. Estilo muy personal, especialmente sus inquietantes alegorías.

La sobrecogedora tabla de Baldung es la representación de un tema recurrente en las manifestaciones artísticas desde el Medievo y especialmente presente en los renacentistas, el memento mori. Es una reflexión sobre las tensiones fundamentales del ser humano, la búsqueda de la sensualidad y su pérdida con la muerte. Esta tragedia, la conciencia de lo efímero de los placeres mundanos o vanitas, es algo que interesa especialmente a este maestro alemán.

En esta tabla, de formato muy vertical, nos encontramos enfrentados a unas figuras cercanas al tamaño natural, lo que acerca al espectador a la escena contemplada.

En esta escena, la muerte, calva, desdentada y con el vientre lleno de gusanos aparece escenificada portando un reloj de arena (accesorio que simboliza el tiempo que se le otorga a cada vida) y una lanza, rota (en vez de guadaña). Agarra con fuerza y estira del brazo a una anciana, la cual a su vez pretende tirar de una hermosa joven, que se resiste. O bien, trata de aferrarse a la vida en un intento desesperado. Un bebé, ajeno a las vicisitudes de la vida, duerme. O está muerto.

Al otro lado, una lechuza, signo de la sabiduría y de la Muerte; todo ello dentro de un paisaje en tonos ocres y amarillos, desértico, infernal, con una torre demoníaca al fondo. Sólo existe un fondo de esperanza, flotando en el cielo, que no es otra esperanza que la imagen de Cristo y una Cruz en el Sol.

hans-baldung-los-dos-amantes-y-la-muerte-1511El paisaje es marchito, desolador, y la atmósfera es casi sepulcral.

En “Los dos amantes y la Muerte” (1511) la Parca acecha a una mujer joven, que parece estar mirándose en un espejo (un ejemplo de vanitas). Su amante trata de impedir que la muerte se la lleve. Pero la muerte recuerda, mediante el reloj de arena, que su tiempo ha concluido.

Hay un tema iconográfico relacionado con el mito de Hades y Perséfone (Plutón y Proserpina para los romanos) que desde el Renacimiento se representa con una joven desnuda cortejada por un esqueleto. Es La Muerte y la Doncella.

Hans Buldung sucumbió, como es natural, a esta iconografía. En varias ocasiones.hans-baldung-la-muerte-y-la-doncella-1517hans-baldung-la-muerte-y-la-doncella-1520 En una de ellas la muerte agarra por los pelos a la joven mientras señala la fosa con el dedo. La mujer implora inútilmente. La otra es más tétrica. La joven se gira para besar al amante que por la espalda le acaricia y descubre el mordisco lascivo de un esqueleto desgarrador y atroz al que le falta un trozo de pierna.

La lectura moral del tema es bastante evidente: ni la belleza ni la juventud quedan a salvo del paso del tiempo y la desgracia. Pero esta iconografía relacionada con la fugacidad de la vida y los placeres mundanos incorpora un componente erótico. El nexo entre Sexo y Muerte es evidente.


línea 27

30 gener 2018


Aquella mañana de enero
zarandeados por el autobús
entre besos y abrazos
ignorando que el sol
en invierno
es
efímero y mágico.

Autor: Javier Solé

Ilustración de Richard Estes

Del libro de poemas Las Hilanderas (ISBN 978-84-9160-877-6)


colada

29 gener 2018


Al cielo van lo ojos,
a secarse
Y a tenderse
los pájaros.

Para tender,
la cuerda.
Para secar,
el viento.

Autor: Sandro Luna

Ilustración: Pissarro, “Lavanderas en Eragny” (1901)


surco

28 gener 2018


Medra el musgo
en la muralla,
quebranto del tiempo.

Hendiduras en la tapia
resquebrajan la soledad.

Crece en el muro
la grieta,
quiebra el silencio.

La rosa en el paredón.
Junto al cuerpo
la esquirla,
ilusión de la quimera.

Autor: Javier Solé

Fotografía de Noelia Pérez


sotiría

27 gener 2018


Que se marche ya el día con sus luces.
¿Por qué la noche se demora tanto?
Entre las sombras del pinar
una butaca me espera.

Se apagarán las lámparas en las alcobas
y el sueño acudirá como un desmayo.
Una cama vacía, en este sitio,
no le sorprende a nadie.

Me envolverá la oscuridad,
mientras me enredo entre las sombras
profundas, y creeré ser algo,
otra vez, de este mundo.

En el temor se adentrará la noche
cuando el viento aparezca de repente.
El eucalipto agitará su cabellera
con los secretos de los sueños.

Acecharé el recóndito torneo
del otoño, ese enemigo invicto.
Me acunará, como una alegre canción,
su restallar desesperado.

Y aunque yo no lo aguarde, ha de venir (lo sé)
el gato aquel que va de ronda.
Un gato que ignora lo que es una caricia,
y ni la da ni te la pide.

Tan sólo se sienta a mis pies,
indiferente a la acritud del frío.
Con discreción, evita mi mirada,
y es como si me conociese ya de antiguo.

Autor: María Polydouri

Ilustración: Amedeo Bocchi, “Melancolia”


nicho

26 gener 2018


Mi madre viene a adecentar el mármol;
esa es su idea del Día de Difuntos.
Trae un trapo blanco de algodón
y una botella de cristal con agua limpia.
El nicho está alto, en un tercer piso,
y se requiere apostar una escalera.
(Aunque te costase un paso más llegar a Dios,
mejor hubiera sido a ras de tierra, padre).
Subo yo y con el trapo húmedo froto
a conciencia mientras mi madre les explica
confusas historias a sus nietos y mira, de reojo,
si consigo sacarle el brillo que se merece.
Las papeleras del cementerio rebosan
de ramos putrefactos y celofanes y alguna lágrima
del Día de Difuntos de hace un año.
Volvemos a casa y durante todo el trayecto
mamá apenas dice nada. Nuevamente ha envejecido.
En la cocina, sigue limpiando la encimera.

Autor: Esteban Martínez-Serra

Ilustración: Vasily Polenov, “Cementerio entre los cipreses” (1897)


promesa para horas oscuras

25 gener 2018


Desplegaré los brazos,
rezumaré un par de alas tratando de salvarte,
y si esto fuera imposible,
tan sólo
tendería mi mano para caer contigo.

Autor: Raquel Vázquez

Fuente original:

https://nieblaeterna.blogspot.com.es/2014/01/jerry-uelsmann-promesa-para-horas.html

Fotografía de Kyle thompson


%d bloggers like this: