la Madonna de Port-LLigat (Dali, 1958)

31 Juliol 2019


En el cuadro aparece una virgen o Madonna con el rostro de Gala, la mujer del pintor, con el niño Jesús en su regazo. La Madonna tiene una abertura rectangular en su tronco y delante de éste está el niño Jesús, el cual también tiene una abertura en su tórax, donde a su vez hay un trozo de pan. Dalí describe esto como «un tabernáculo en el cuerpo de Jesús que contiene el pan sagrado».
Los dos personajes están encima de un pedestal y bajo un arco. Los diversos elementos del cuadro aparecen sin tocarse unos con otros.

En la parte superior del cuadro se encuentra una concha de la cual cuelga un hilo que sostiene un huevo. Estos objetos son para Dalí símbolos de la vida y lo más parecido a la perfección euclidiana. El arco blanco que se sitúa sobre Gala permanece dividido en cuatro partes. Junto a la cabeza de la Madonna están dos bajorrelieves ornamentales que tienen a su vez dos esferas pequeñas flotando.

Junto a Gala hay dos mesas de madera. Destacan junto a uno de los muebles, un caracol de mar y una cesta con un pan. El pedestal tiene diversos símbolos importantes para Dalí. Sobre este están situados, de izquierda a derecha, un trapo, una abolladura, una flor blanca deshojada y otra floreciente. El pescado, dos judías o frijoles y un cesto. El pedestal tiene una abertura frontal dividida en tres partes. En la parte izquierda hay un rinoceronte dividido en varias partes, en el centro un huevo escoltado por cuatro piezas y a la derecha una especie de busto que sufre una explosión en su cara y flota como si no hubiese gravedad.
Hay un fondo muy claro con el paisaje flotante donde Gala está representada en diversas posiciones vestida de novia. Al final, como si fuese una escena teatral, Dalí pinta en los extremos superiores dos telones.

Muchas de las imágenes que aparecen en el cuadro han sido pintadas ya numerosas veces por el artista, como Gala, que aparece aquí dos veces pintada con un vestido de novia, la bahía de Portlligat, el pez, las conchas y el trozo de corcho colgado del clavo. Otras constituyen el inicio de futuras obsesiones, como el rinoceronte con el cuerno roto que considera un símbolo de castidad.


lección de gramática

30 Juliol 2019


¿Cómo se dice en uolof la palabra frontera, la palabra
patria? ¿Y en sonike? ¿Cómo llamáis al desamparo?
Si queréis decir en bereber, por ejemplo, “yo tuve una casa
en una arrabal de Rabat” ¿ponéis en este orden la frase? ¿Cómo
se conjugan en bambara los verbos que llevan al norte,
qué adjetivos cuadran a la palabra mar, a la palabra muerte?
Si tenéis que iros, ¿es la palabra adiós un sustantivo?
¿Cómo se pronuncia en diakhanké la palabra exilio? ¿Hay que
juntar los labios? ¿Duelen? ¿Qué pronombres usáis para quien espera
en la playa, para quien regresa sin nada? Cuando señaláis hacia allá, hacia
casa, ¿qué adverbio escogéis? ¿Cómo se dice en vuestra, en nuestra lengua
la palabra futuro?

Autor: Berta Piñán


sobrevivientes

25 Juliol 2019


Yo conozco tu locura porque también es la mía.
Somos locas rebeldes,
locas de estar vivas,
locas maravillosas,
estrafalarias, floridas.
Ovejas negras
descarriadas sin remedio,
vergüenza de la familia,
piezas de seda fina,
amazonas del asfalto,
guerrilleras de la vida.
Locas de mil edades
llenas de rabia y gritos,
buscadoras de verdades,
locas fuertes,
poderosas,
locas tiernas,
vulnerables.
Cada día una batalla,
una norma que rompemos,
un milagro que creamos,
para poder seguir siendo.
Locas solas,
tristes,
plenas.
Mujeres locas, intensas,
locas mujeres ciertas.

Autor: Rosa María Roffiel

Fotografía de Laura Makabresku


hacia paisajes desconocidos

24 Juliol 2019


A Laia S.

Esta brotando un futuro
entre cuyas grietas se escucha
el lamento de una madre enferma
las risas apagadas de una hermana sin hermana
estos poemas tristes visionando imágenes quietas.

El tiempo avanza hacia paisajes desconocidos
encajar el dolor no es olvidarla.

Ayer una niña caminaba persiguiendo la niebla del monte.
Hoy, entre la bruma que disipa el tiempo,
una imagen en movimiento
devuelve,
a quien quiera ver,
una mujer joven
que te mira a ti,
a mí, a su padre,
con la misma sonrisa de antaño.

El tiempo avanza hacia paisajes desconocidos
conservando siempre algunas cosas del pasado.

Autor: Javier Solé

Del libro de poemas “Las hilanderas” (ISBN 978-84-9160-877-6)


la voz

23 Juliol 2019


Por las avenidas del parque,
como una canica de cristal,
tu voz vibrante
se me adelanta.
Corre por los techos,
entre las hojas,
en el susurro del otoño
encuentra su música.
Frena de golpe
junto a ese banco
donde hay
un farol roto.
La risa de tu canica de cristal
lanza chispas
y de pronto el farol roto
se ilumina.

Autor: Nika Turbina

Ilustración: Jakub Schikaneder, “Evening Feeling” (1905)


omnia tibi

22 Juliol 2019


POR TI se levantaron las ciudades,
se tendieron los puentes, se trazaron
los caminos, las vías, los jardines.
En tu honor, estos ojos conocieron
el orden y la ruina de los años
y el paso indiferente de las llamas.

Todo tuvo sentido porque tú
dictaste los renglones de la Historia.

El mundo es un reflejo de tu cuerpo,
una copia, en boceto, de tu rostro.

Autor: Francisco José Martínez Morán

Ilustración: Paloma de los Rios, “soledad”


más allá de los vientos

21 Juliol 2019


Más allá de los vientos
rumorosos
más allá de la aurora
transitan
dispersos
jirones de la historia
-destellos
resplandores-
arrancada al vacío
(a su voz
a su mudez)
los hila
una mano maestra
o la historia
en sí
impone su ostinato
De un modo u otro
tras el alba
o
los rumores del viento amanece
-diáfano
leve
pertinaz-
un sujeto y su verbo

Autor: Mercedes Roffé

Ilustración: Pío Collivadino, “Humo de trenes o Movimiento de máquinas” (1910)


%d bloggers like this: