Las amapolas (Monet, 1873)

30 Abril 2014

Monet - Campo floreciendo en Argenteuil (1873)
De regreso de Inglaterra, en 1871, Monet se instala en Argenteuil, donde residirá hasta 1878. Estos años corresponden a un periodo de plenitud. Los paisajes luminosos de esta región le permiten explorar las posibilidades de la pintura al aire libre.

En esta pintura se evoca la atmósfera vibrante de un paseo por los campos durante un día de verano.

Durante la estancia de Monet en Argenteuil la naturaleza se convertirá en la verdadera protagonista de sus lienzos, como en esta obra, en donde las figurillas parecen fundirse con el paisaje

Su mujer Camille y su hijo Jean pasean por los campos de amapolas de Argenteuil acompañados por otra pareja al fondo. La línea del horizonte se puebla de árboles y el azul del cielo se ve interrumpido por las blancas nubes que se desplazan en una magnífica sensación de movimiento.


cada día

29 Abril 2014

hamish blakely - 01
Que cuando entres en tu casa, desabrigado
y solo,
más triste que las ratas,
no te salte a la cara la alimaña
de la soledad.
Que te reciban cada día
los espejos, los libros, las paredes,
la escasa luz que a esa hora pueda entrar
por las ventanas, los cuadros del salón,
los ceniceros humeantes.
Gerry Mulligan,
la silla en que te sientas cada día
-y, por supuesto, claro las personas,
si no están de viaje, si te esperan-,
con los brazos abiertos y la risa en los labios.

Autor: Alfredo Buxan

Ilustración de Hamish Blakely


la mirada

28 Abril 2014

lluvia en reus foto de elena
si salieras al mundo
mirando lejos
y sucesivamente,
si observaras que no existe belleza
en la lluvia que moja
y pudre algunos ojos,
si supieras de las alcantarillas
como esperanza
de un refugio más justo
y niños que se lavan con orines
y juegan con las ratas,
si salieras a oler el hambre,
la condición no humana del que pide
sometido y abierto,
triturado y sin tregua
con su cartón de vino
y su noche tan pálida,
si vieras que se quiebra como tú
y sufre como tú
y como tú no tiene ningún dios
para salvarse,
si sintieras el llanto y el dolor
en los últimos límites, allí
donde nadie perdura,
si salieras al mundo y no se te olvidara.

Autor: Paloma Corrales

Fuente original:

http://alcobaparalela.blogspot.com.es/2013/10/la-mirada.html

Fotografía de Elena Saéz, publicada originalmente en http://palabradelola.wordpress.com/2014/04/01/gris/


Tus ojos

27 Abril 2014

brian scott
Tus ojos que
hoy derrochan tiempo
y tu boca que
le da sentido a mis dedos
cuando deja que la acaricien.

Tus ojos desbordando alientos que
construyen panteones donde
encerrar todas las colinas y las cimas.
Tu boca color de viento,
sepultura de la crueldad.

Y de nuevo, tus ojos
como grandes descripciones
de batallas épicas
aún no libradas.
Entonces, tus labios sinfonía
cáustica, bíblica, mística, erótica y lúbrica
resonando en la ciudad
paralítica, muda y queda.

Todo,
para componer un perfume
que despierte el espectáculo
de los abrazos.

Autor: Jose Naveiras Garcia

Ilustración de Brian Scott


Titanic

26 Abril 2014

Miquel Barceló - 01
Nuestro barco ha encallado tantas veces
que no tenemos miedo de ir hasta el fondo.
Nos deja indiferentes la palabra catástrofe.
Reímos de quien presagia males mayores.

Navegantes fantasmas, continuamos
hacia el puerto espectral que retrocede.

El punto de partida ya se esfumó.
Sabemos hace mucho que no hay retorno posible.
Y si anclamos en medio de la nada
seremos devorados por los sargazos.

El único destino es seguir navegando
en paz y calma hacia el siguiente naufragio.

Autor: José Emilio Pacheco

Ilustración de Miquel Barcelo


la servilleta

25 Abril 2014

September McGee - 01
El último cliente
se aleja con su lápiz y su curda.
En el bar, arrugada,
la sucia servilleta de papel
guarda los versos
que ella no leyó.

Autor: Gabriel A. Jacovkis

Ilustración de September McGee

Poema de “El libro y el poeta”

Para adquirir ejemplares contactar con gabrielalejo@gmail.com


trapecio

24 Abril 2014

gilles grimoin
La luna es
la mejor
trapecista
que conozco.

Su afilada silueta
se balancea,
cada noche,
sobre una cuerda
de estrellas.

Sólo el sol,
con el alba,
puede hacerla caer.

Así tu imagen
pende
sobre mi pensamiento.

Sólo el olvido,
con la muerte,
la hará caer
algún día.

Mientras tanto,
es de noche,
miro la luna
y adivino en ella
tu sonrisa.

Autor: Carlos Iglesias Díez

Ilustración de Glles Gimoin


%d bloggers like this: