el hombre blanco (Lyonnel Feininger, 1907)

30 Novembre 2015

Lyonnel Feininger - el hombre blanco (1907)

“En el eco de mis muertes
aún hay miedo.
¿Sabes tú del miedo?
Sé del miedo cuando digo mi nombre.
Es el miedo,
el miedo con sombrero negro
escondiendo ratas en mi sangre,
o el miedo con labios muertos
bebiendo mis deseos.
Sí. En el eco de mis muertes
aún hay miedo”

(Alejandra Pizarnik, poema “Miedo”)

En julio de 1906, Feininger se marchó de Berlín para iniciar una larga estancia en París. Como había trabajado como caricaturista para una serie de revistas alemanas predominantemente satíricas o de humor, parece natural que volviera a moverse por los círculos literarios y periodísticos. Entre las revistas parisinas con las que colaboró, cabe citar Le Témoin, fundada ese mismo año por Dagny Björnson-Langen y el diseñador Paul Iribe. Una de estas ilustraciones era un dibujo, idéntico por su composición a El hombre blanco, titulado «Les regrets de M. Hearst» («Las lamentaciones del Sr. Hearst»), que se publicó en uno de los primeros números deLe Témoin en el otoño de 1906.

Un año más tarde, en el otoño de 1907, terminó en París El hombre blanco, que incorpora los más mínimos detalles de este dibujo.

El título que se le dio al dibujo publicado ha suscitado muchas conjeturas con respecto al significado del cuadro, pero es casi seguro que se lo diera el director de la revista. Aunque la figura del hombre de traje blanco, con sombrero y pipa, bien pudiera sugerir la imagen de un magnate de la prensa norteamericana, es muy poco probable que Feininger pretendiera hacer un retrato de su compatriota William Randolph Hearst. Es más plausible la tesis de que el «hombre blanco» fuera un autorretrato satírico.

Siguiendo los principios cubistas, el espacio pictórico y las figuras se fragmentan en elementos simples que el artista reelabora completamente; la luz valoriza las arquitecturas y los edificios que, como un decorado teatral, dan realce a la figura blanca. La composición está literalmente ocupada en toda su altura por un personaje larguirucho que fuma en pipa mientras atraviesa con aire indiferente la ciudad.

Debido a la diferencia de tamaño entre las dos figuras, es fácil que pase desapercibido el «hombre negro» más pequeño representado en último término, corriendo entre las piernas de la figura principal que camina manifiestamente a grandes zancadas, como dispuesta a distraerle o confundirle.


prensa

29 Novembre 2015

Karen Dupré - 03
Abro los periódicos
en algunas fotos veo mujeres medio desnudas,
en otras honorables caballeros con corbata,
en otras elegantes damas con títulos, vestidas,
pero todo me parece prensa para contactos
ejerciendo la prostitución.

Autor: Begoña Abad

Ilustración de Karen Dupré


payasos

28 Novembre 2015

Mariano Villalba - the midnight clown show (2009)
Payasos en blanco y negro
vienen a jugar conmigo
por las noches
me persiguen
como lobos hambrientos
de sangre
y me clavan sus estacas calientes
en la espalda
mientras ya no puedo más

Autor: Carolina Patiño

Ilustración de Mariano Villalba, “the midnight clown show” (2009)


indómita

27 Novembre 2015

1383337_572706059462832_1207486538_n
Estoy hecha de versos
Me alimento de deseos
Huelo a hiedra salvaje
Mi piel guarda el calor de los volcanes
Y mi fuente los manantiales de la vida
Desciendo del puma
Mis pasos son imperceptibles
Mi voz se refugia en la brisa de septiembre
Estoy hecha de versos
Versos que escriben otros
Me alimento de deseos
La tierra me envuelve en sus infinitos colores y fragancias
Albergo el fuego de los que luchan
Soy el vientre fértil de la memoria
Huelo al mar y a cordillera
Mi piel es morena
Deambulo por los cañaverales endulzando labios mezquinos
Voy dando sabor a los amores clandestinos
Estoy hecha de arcilla y cobre
Soy indómita
Habito las selvas y los bosques australes
Huelo a tierra mojada después de la tormenta
Y me visto de esperanza después de la batalla.

Autor: Marlene Feeley


noviembre

26 Novembre 2015

Lucien Freud - The Painter's Mother (1984)
“Últimamente dedico horas y horas
a mirar a mi madre.
Su lentitud y su tesón
para buscar las gafas,
para buscar las llaves,
para buscar lo que necesita.
Aprendo el modo de buscarla a ella,
para cuando me falte.”

(Begoña Abad)

Acababa de morir,
el rostro inexpresivo.
La última lágrima en la mejilla
comenzaba a enfriarse.

Habíamos conversado poco antes
de banalidades,
me sugería ir al médico
y tomara en serio la promesa de no fumar,
me preguntaba todos las tardes por sus nietas
y si mi padre le había abonado la pensión.

No quería comer,
tampoco recibir visitas.
Ni las vecinas, ni las amigas.
Sus hermanos mayores ya habían muerto.
Su hermana pequeña ya había muerto.
El primer hijo también había muerto.

En jornadas precedentes aludía a la Muerte
como una solución a su tristeza
y a los problemas que su salud ocasionaban a los demás.

Era noviembre.
Hacía sol,
pero la ventana de la residencia
no estaba abierta.

En el jardín
un anciano me pedía tabaco
un gato negro me miraba de soslayo
el viento exigía la fuera entregado el cadáver.

La soledad daba miedo.
La muerte daba miedo.
El viento daba miedo.

Autor: Javier Solé

Ilustración: Lucien Freud, “The Painter’s Mother” (1984)

Del libro de poemas Latido de cenizas


paisatge

25 Novembre 2015

Georg Tappert - Camino, Noche ....
Hem arribat a aquest últim refugi.
Aquí comença
el que no sé si tu en dius soledat.
El primer pas per oblidar qui som
i fer-nos companyia al peu mateix
de la roca gelada que ens vigila.
Tot és als nostres ulls.
I el desencís, un riu fins a la mort.
Ha faltat poc, molt poc, per ser feliç.

Autor: Joan Margarit

Ilustración: Georg Tappert, “Camino, Noche ….”


el contestador

24 Novembre 2015

David Alexander Colville - 03
Cuando quiero
oír la voz de mi hija
llamo a casa
desde el móvil,
me aseguro que nadie
cogerá el teléfono,
y escucho el mensaje del contestador.

No suelo dejar nada grabado,
ni siquiera un beso de buenas noches.
Sólo llamo veinte veces seguidas
antes de acostarme
y reproducir su silueta
con purpurina en la oscuridad.

Autor: Javier Solé

Ilustración de David Alexander Colville

Del libro “Bombyx mori” (ISBN 978-84-9095-196-5)

En el vídeo del poema las voces de Teresa Torres y Laia.


%d bloggers like this: